English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
this widget by www.AllBlogTools.com

Ahora que me cosco...

Ahora que me cosco, parece que he confundido el orden en que sucedieron las cosas en algunas de las últimas entradas del blog. Total, para acordarse, como fue antesdeayer. De todas maneras no tiene mayor importancia, ya que las entradas a que me refiero no tienten tanto que ver con las cosas que nos pasaban y hacíamos, como con las que pasaban por ahí fuera y de alguna manera llegaban a influirnos. Esto es, los grandes grupos de rock de la época, sus discos, conciertos y todo lo demás. Bueno, a veces tambien tienen que ver con lo que nos pasaba, aunque no en términos musicales, que de eso estoy bastante seguro.

Por ejemplo, ahora no recuerdo si mi avistamiento de un ONI (objeto nasoluto identificado) en los cielos de Madrid mientras ibamos en el buga del Bola, fue antes, después o mientras andábamos buscando un batería porque Salva se había ido a la mili. Lo que si recuerdo es que nos pusimos a buscar un batería algunos meses despues de que Salva se fuera a la mili (hacerlo antes hubiera sido una gilipollez bien grande). También recuerdo que el nuevo batería, Juanjo, lo encontramos después de andar buscando uno y no antes (que si hubiera sido al revés seguir buscando un batería seria de imbéciles). ¿Se me enteinde?. Pues eso.

Donde la cosa se lía un poquillo más es en el momento justo en que recibíamos alborozados un nuevo disco o noticias frescas (bueno, no tan frescas) de algunos de nuestros grupos favoritos. Y se lía como porque por aquí andábamos con retraso de todo, cuando nos enterábamos de algo hacía tiempo que ya había sucedido y los discos y las pelis también nos llegaban con la correspondiente demora (salvo que los trajera, Susy, el primo de Rulo de Londres; ahí si que estábamos seguros de que andábamos a la última). En donde si me he colado, bueno solo a medias, es en Jesucristo Superstar. El disco lo tenía desde el 71, fijo, aunque la peli no se estrenó en Yankilandia hasta el 73, y aquí no me acuerdo ahora si fue ese año o el siguiente. Pero la música la conocíamos desde antes.

Lo que si recuerdo bien es que mi flamante Panther cascó cuando Salva ya no estaba (un disgusto que se ahorró, mira tú por donde), nos habíamos quedado sin local para ensayar (que parecía que nos había mirado un tuerto) y ya habíamos encontrado a Juanjo, el nuevo batería que nos apañamos, y de que estabamos en ciernes de preparar un concierto memorable del que ya hablaré cuando toque, que será dentro de poco. De la misma manera que recuerdo que el concierto de despedida de Carmelo, del que ya he hablado en otra ocasión, fue antes de que Salva se fuera a la mili (¿1972?), por la senciulla razón de que estaba allí tocando la batería.

Así que si, por poner un ejemplo, en las ultimas entradas he hablado del Concierto por Bangladesh y de 1971, que fue el año en que se celebró, ahora estoy bastante seguro que Salva aún no se había ido a la mili ese año, y también estoy bastante seguro de que el disco nos llegó al siguiente, o sea en 1972, año en que yo cumplí dieciocho añitos y repetí primero de Facultad por haberme dedicado en excesivo al cachondeo durante el año anterior. Podría cambiar el orden en que aparecen dichas entradas pero no creo que merezca la pierna. Lo que no recuerdo bien es si Salva se fue a la mili a finales de ese año (antes no, seguro) o a comienzos del siguiente.

Bueno, pues parece que no estaba tan mal contado, después de todo, aunque las fechas en que aquí se publicaron los discos de los que he hablado no siempre correspondan con el momento en que transcurre la narración de la historia de MOH. Además, cuando empecé este blog no me empeñé en seguir un orden cronológico (de crono= tiempo, y logos= saber, que es lógico saber que el tiempo pasa, a no ser que te hayas quedado muy colgao, colega) estricto sino en ir contando las cosas en su orden según las fuera recordando. Así que tampoco está tan mal ¿eh?.

No hay comentarios:

¡Compártelo!