English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
this widget by www.AllBlogTools.com

Aquí pasa algo raro (así que dime algo)

Pasa algo raro. Muy raro. Me explico:

Según las estadísticas del blog cada vez lo lee más gente, lo cual no deja de producirme asombro, con una media en los últimos días de unas doscientas visitas diarias. ¡Ah!, ¿que no es mucho?. Pues vale, será para ti, que para mi es un mogollón de visitas, que al principio, hace dos meses, de cinco o seis diarias no pasaba. ¿Que es lo normal?, que se vaya conociendo con el tiempo, si pero...

Es que nadie dice ni mu. Vamos que lo de los comentarios se lo podrían haber ahorrado en mi caso. ¿Como es posible?. ¿Son todos los lectores de esta historia unos tímidos compulsivos?. ¿Saben leer pero se les ha olvidado escribir?. No les importa una mierda, entonces, ¿para qué lo leen?.

Sospecho, que yo soy muy de sospechar, que aquí pasa algo raro. Muy raro. Así que decidí hacer una verificación mediante una prueba empírica, que eso no suele fallar, oyes, que lo del empirismo lleva la tira de tiempo funcionando y hasta ha sido la base de algún sistema filosófico de esos (¡un respeto para los filósofos!, ¿eh?, que son gente que se pasan el día pensando, dale que te dale, con lo que eso cansa y envejece, y además ¡que está muy mal visto!, o acaso ¿conoces algún filósofo que salga en la tele rodeado de tías buenas?).

Pues eso, así que ni corto ni perezoso (en fín, esto último un poco, si) me pertreché del instrumento adecuado para realizar mi prueba empírica: un contador de visitas, como los que hay en muchos blogs y que aquí no hay manera de ponerlo donde quieras, pues no hay más narices que ponerlo en la parte de la descripción del blog, que es de los pocos sitios, junto con los mensajes, en que puedes introducir el dichoso código html de marras (¡Bien por los que han diseñado las plantillas!). Si, ese tan majo que está debajo del calendario, ¿que a que viene poner un calandario?. Bueno, como escribo de noche, a veces no se en que día estoy.

Resultado de la prueba: NO FUNCIONA, las estadísticas dan más vistas de las que marca el contador (y hoy 9 de julio, miércoles, ha vuelto a pasar: a las 12 h. 43 nuevas visistas que el contador no recoge, así que lo quito), lo que solo puede significar una de estas cosas:

1. El empirismo ese es un camelo que nunca ha servido para nada de útil ni de provecho (poco probable)

2. El contador que me he apañao es una birria y cuenta lo que le da la gana (poco probable, es el mismo que tengo en otro blog -púes claro que tengo más blogs ¿que te creías?- y allí funciona estupendamente)

3. Los lectores de este blog son una especie de espíritus translúcidos con una especial habilidad para dejar su huella en las estadísticas pero no en el contador (vete a saber, habrá que preguntarle al Iker Jiménez)

4. En realidad este blog no lo lee ni dios (bueno, dios a lo mejor, que en su bondad infinita... ) y a algún responsable del mantenimiento del tinglado este le ha parecido oportuno, por si me deprimía mucho, manipular las estadísticas y levantarme los ánimos (ésta va a ser)

Así que me decanto por la última, que además viene corroborada por otra prueba empírica: aquí, salvo Quique, no escribe un comentario ni el Tato (sólo dos, en plan anónimo y eso, pero para mi que es el mismo que me manipula las estadísticas).

¿Que parece poco probable?, pues dime algo....

2 comentarios:

Nubenlata dijo...

¡Buena persona el de las estadísticas!: igual es él quien visita el blog atraído inevitablemente por la Nube que vegeta, oyes!.

Eshmun dijo...

Va a ser eso...

¡Compártelo!